Traducido por Fa Cong Shakya
hsugardenFuera de un Templo de la Montaña descansando al mediodía en un bosque de bambú

Un día de verano puede parecer tan largo como un año.
Las poblaciones de montaña lo saben.
Me había olvidado de él.

Porque soy sencillo y no muy previsor
Había destruido la casa a mitad de camino de mi vida.
Este pabellón de montaña no era una casa de descanso para los extraños.

Sin embargo, una pantalla de bambú es tan buena para la privacidad como una de cerámica.
Estaba quedando cómodo y había sacado la pluma
Cuando de repente me di cuenta de que estaba mirando a las estrellas.

 

AL OÍR LA CAMPANA DEL TEMPLO GE JIANG SHAN - ENTRE EL RÍO Y LAS MONTAÑAS

El cielo gira tan lenta y suavemente, lo tolera mi edad.
Sin misericordia, días y meses avanzan para acortar mi tiempo.

Vuelvo a mi cueva en la montaña, pero los árboles se han ido.
Miro hacia abajo en el río y todo lo que veo son curvas serpenteando.
El sol es capturado en una jaula de delicadas nubes.
Escucho el viento.

¡De repente oigo la campana del Templo!
El sonido viene a lavar sobre mí,
Despertándome del trabajo polvoriento de mis pensamientos.
Y el cielo lejano se abre más y más amplio a mí.

 

NUBES Y NIEBLA (un espectáculo poco común) EN EL CAMINO GANSU

Humo frío perdura como la niebla en torno a una sola casa iluminada.
Como una estrella solitaria la casa se alza fuera de las nubes.

El suelo está rojo como el interior de las mejillas de un pescado.
La montaña azul oscuro como el tocado acampanado de una concha de caracol.

Alrededor de la mitad del estanque crecer los sauces del poeta Tao Qian
Y cada diez millas se encuentra uno de los pabellones del Señor Xie Lingyun.

Decir hola y adiós a esas personas agradables y famosos
¡Tomar mi aliento! Me da una sensación embriagadora
Eso es muy difícil de igualar.

 

VIVIR EN LA MONTAÑA

¡Vivir en la montaña! ¡Hay un profundo significado aquí!!

Un lugar donde los espíritus se abren sin límite.
Apóyate en un tronco de un pino como almohada.
Despierta de tu siesta y tomar un poco de té.

¡Vivir en la montaña! ¡Ningún huésped que llega!
El camino a través del bosque de bambú está bloqueado en el humo y neblina.
Cerca de la puerta de entrada fluye un arroyo claro
El viento se lleva las pequeñas flores al agua.

¡Vivir en la montaña! La primavera llega tan temprano.
Flores del ciruelo están por todas partes.
Su sutil fragancia captura la atención de tu nariz.
Ver u oler la rama inclinada justo fuera de la ventana.

 

Después de la lluvia, Subiendo un edificio alto para ver las montañas

Se acaba limpiando después de la lluvia de la noche anterior
Los rastros musgosos que estaban en los escalones.
Yo no subo al edificio pensando en escribir un poema.

Este festín de poetas no necesita ser animado con el vino.
Solamente abro la ventana, la montaña entrará.
Ante la vista, el pueblo, bañado en humo,
Se materializará.

Escribo ahora y veo como lo vi entonces -
Las montañas y el mar -
Viendo en detalle
Como un cuadro pintado.

 

Oyendo la campana del templo Ge Jiang Shan - entre el río y las montañas

El cielo gira tan lenta y suavemente, tolera mi edad.
Sin piedad, días y meses avanzan para acortar mi tiempo.

Vuelvo a mi cueva en la montaña, pero los árboles se han ido todos.
Miro hacia abajo al río y todo lo que veo son curvas serpenteantes.
El sol es capturado en una jaula de delicadas nubes.
Escucho el viento.

¡De pronto oigo la campana del Templo!
El sonido viene lavando sobre mí,
Despertandome del trabajo polvoriento de mis pensamientos.
Y el cielo lejano se abre más y más a mí.

 

Fuera de un Templo de Montaña descansando al mediodía en un bosque de bambú

Un día de verano puede parecer tan largo como un año.
La gente de montaña lo saben.
Me había olvidado de ello.

Porque soy sencillo y no muy previsor
Había destruido la casa de mi vida a la mitad del camino.
Este refugio de montaña no era una casa de descanso para los extraños.

Sin embargo, una cortina de bambú es tan bueno para la privacidad como una pantalla de cerámica.
Me sentía a gusto y había sacado mi pluma
Entonces me di cuenta de que estaba mirando a las estrellas.

 

Templo de Fa Jie, Revivir una práctica antigua

Poco a poco, un paso a la vez, camino de ida y vuelta
Como el humo y las nubes bajas en los cuatro lados se disipan
Revelando mi audiencia para mí.

Los pinos tan altos, las grullas se sientan y anidar en ellas.
Los antiguos, medio escondido en cuevas.

Los susurros silenciosos de la montaña recompensan mi corazón.
Los sonidos llegado gentilmente a mis oídos, pulsando como olas de aplausos.

Esa Dignidad que solía estar aquí ...
¿Dónde se ha ido?
Dado que su asiento está vacío,
Me siento en la repisa de discurso y finjo un rato más.

 

Una respuesta al Magnánimo Laico Fu Wen Min

El Buda, El Único Reverenciado del mundo, subió al Pico Nevado.
¿Quién fue testigo de esto?

Confiando en la falta de corazón de mi espada
Fui y me corté todo mi pelo negro.

Sea cual sea el estilo, un apariencia superficial es esencialmente sólo eso -
el exterior de algo.
Cualquiera que sea la determinación, un plan para llevar a cabo cualquier método del Dharma es esencialmente sólo eso - un esquema interior.

Sólo la persona que se deshace de dentro y fuera
Escapa del nacimiento y muerte y asciende a la eternidad.

 

Respondiendo al laico Long Cheng Che que de acuerdo con las instrucciones del Venerable Yin Guang que me pidió que me fuera a vivir allí para reparar el granero de Montaña Lao

Durante mucho tiempo he querido tontamente
Ser "un viejo hombre de la montaña."
El Cielo finalmente escuchó mi deseo
Y fui trasladado a dejar que se haga realidad.

Sin embargo, "finalmente" es demasiado tarde.
Estoy en el acto de clausura de mis años.
Para esta actuación, tengo que diferir por un joven actor.

¡Mi querido compañero! Hemos hurgado en las riberas
Y peinado las playas de los mares.
Sin embargo, desde esta página de la carta del Maestro Yin
Has logrado crear un burbujeo de primavera constante.
Una pequeña corriente de esperanza preciosa que fluirá por siempre.

 

HsuYunWithMalaSeis poemas sobre vivir en las montañas

1.

Tengo una pequeña imagen en mi mente de un lugar límpido y tranquilo.
Por donde se mire, es completamente natural.
La casa está hecha de juncos trenzados.
Hay un buen medio acre de tubérculos y flores que crecen.

Hermosas aves se posan en los acantilados
Ahí se encajona algunas nubes que se ciernen en torno picos verdes.
El polvo rojo del mundo no será capaz de llegar hasta aquí.
La elegancia simple es mejor que la santidad o la espiritualidad.

2.

¿La alegría puede encontrarse en las montañas?
Déjame que te cuente. Hay más alegría en las montañas
Que en cualquier otro lugar.

Los pinos y bambúes realizan cantos sagrados.
Las canciones de flautas Sheng son tocadas por los pájaros.
En los árboles, monos trepan por la fruta.
En los estanques, patos retozan con lirios loto.

Este escape del mundo ordinario
Mes a mes y año tras año
Elimina los obstáculos para la Iluminación.

3.

No intentes mantenerte erguido en los patios de la fama.
En las montañas tales sueños se desvanecen.
Tu cuerpo encuentra a su dueño cuando es tocado con las nubes.
Tu corazón se aparta de los apegos mundanos.

La luna que amo abre el camino a través de los pinos
Y orienta una corriente derecho a la puerta de bambú.
Naturalmente, esto no es nada menos que increíble.
¿Cómo pudiste menospreciarla ... o alguna vez te cansan de mirarla?

4.

En la montaña no hay nada en absoluto que prohíba
Los sueños de cocinar mijo durante las siestas de la tarde.
Si eres perezoso por naturaleza, no cavilarás sobre problemas.
Te harás liviano de cuerpo y no temerás el frío.

Los crisantemos crecen por los tres caminos antiguos.
Unos ciruelos plantados hacen todo el patio fragante.
Los compromisos son felizmente cortos.
El ocio es benditamente largo.

5.

Sólo despierto de una siesta por la tarde en una choza de paja.
Arrastro un bastón y rebota libre y simple.
Apoyado en una roca y veo las nubes levantarse.
Escucho los árboles jóvenes de pino y oígo el sonido de las olas.

Cuando el bosque es denso, los huéspedes no pasan.
Cuando los caminos son peligrosos, sólo son utilizados para la recolección de leña.
El lugar es tan prístino y fresco
¿Cómo podría dejar de apagar el horno de mi mente de preocupaciones?

6.

La gente se queja de la vida dura en las montañas.
Yo no creo que sea muy diferente de las dificultades de cualquier otro lugar.
Un horno de arcilla ardiendo con ramas de abedul,
Un caldero hirviendo brotes silvestres.

Parece que usted apenas ha recogido los crisantemos
Que crecen en los tres meses del otoño
Cuando llega el momento de ver las flores de marzo.

Siento pena por la luna que noche tras noche
Se ve obligada a entretener a la sociedad.